OPINIÓN | Africanos, afroamericanos y afrodescendientes: ¿pocas oportunidades o poco talento?

KOFFI ANNAN, ex-Secretario General de la ONU

KOFFI ANNAN, ex-Secretario General de la ONU

Muchos creen que la mayoría de los africanos, afroamericanos y afrodescendientes somos tontos, delincuentes, perezosos, vagos, etc. Es como si llevaramos todo lo malo en los genes; como si nuestro bonito color de piel fuera sinónimo de feo, malo y negativo. Nos han machacado tanto con este discurso a lo largo de la historia que hemos acabado asumiéndolo.

Hoy día, hay medios de comunicación que lo siguen fomentando. Yo mismo he escuchado comentarios como “no pareces negro ni africano“; o “eres negro, pero tienes el alma blanca“. A medida que va cambiando el mundo y los negros vamos teniendo algunas oportunidades, nos damos cuenta de que esto no es verdad. No sabíamos que un negro podía ser Secretario General de la ONU (Koffi Annan) o presidente de Estados Unidos (Barack Obama) sin que acabara el mundo. Ya lo han sido y no ha pasado nada. Han tenido sus aciertos y sus errores como todos.

Escuché a un compañero sacerdote decir que un negro jamás será Papa. Yo le pregunté quién era él para afirmar algo así y en qué se basaba. Luego hay que reconocer que los mismos africanos, afroamericanos y afrodescendientes tampoco ayudamos mucho a cambiar esta imagen negativa sobre nuestra raza. Es una pena que los africanos tengamos más oportunidades para desarrollar nuestro talento en Europa que en África. Por ejemplo: Si Barack Obama hubiera nacido en África con su talento, seguro que hoy estaría perseguido, encarcelado o sería un borracho frustrado. Hoy todos estamos orgullosos de él porque creció en una sociedad que le permitió desarrollar su talento y llegar hasta donde está.

Escrito por: Faustino Esono Nguema Nkara

Leave a Comment